Mountain Bike Club de Campo - Las Navas del Marqués

Las Navas del Marqués

Ver paisajes de Las Navas Las Navas del Marqués es un pueblo de la provincia de Ávila cuyo término municipal limita con la Comunidad de Madrid y situado a 1.300 metros de altitud en plena Sierra de Malagón. Económicamente y demográficamente hablando, debe ser uno de los municipios más importantes de la provincia de Ávila, rondando los 6.000 habitantes. Merece la pena visitar el castillo de Magalia (en la foto), el convento y el Risco de Santa Ana, como partes más representativas de este pueblo serrano. Sus alrededores son una gozada para la práctica de la bicicleta de montaña al no existir demasiados vallados y por la cantidad de caminos y pistas forestales existentes. Al sur y al este del pueblo se extiende un imenso pinar que antiguamente se explotaba para extraer resinas, al oeste y al norte hay un robledar convertido en dehesa por el ganado, y en el alto situado al norte, donde no llegan ni los pinos ni los robles, el páramo de montaña, de gran belleza, alcanza la cota de los 1640 metros y en verano se disfruta de lo lindo pedaleando por las pistas de servicio de los molinos de viento, situados en toda la cuerda de la montaña. Estos alrededores, además del clima, fresco en verano, han hecho de Las Navas un lugar de veraneo desde tiempo inmemorial. En resumen, ¡una pasada de pueblo! y si no que nos lo pregunten a los que somos de allí.

Los ciclistas

"LOS ESKALADORES" de Las Navas

Yo soy "navero" aunque no naciera en Las Navas. No sólo tengo raíces maternas, sino que he estado vinculado a Las Navas desde que soy pequeño pasando todos los veranos y gran parte de los fines de semana en este, mi pueblo del que me siento orgulloso y no lo oculto. Aquí descubrí hace ya algunos años la bicicleta de montaña cuando el Club Matalacarrera, al que estoy agradecido por lo que he aprendido y por haber hecho que me enganchara a este deporte, todavía organizaba salidas en montaña. Siempre que me escapo a Las Navas salgo con otro grupo de "enganchados" a la bicicleta de montaña con los que me encuentro muy a gusto pedaleando: los "Eskaladores", apodo que hace referencia a lo fuertes que están todos, sobre todo en las subidas. Al principio el grupo de Las Navas siempre salíamos por los alrededores del pueblo (paisajes espectaculares le sobran a esta zona de la sierra) pero, por culpa mía y al menos una vez al año, consigo que nos hagan una visita al Club de Campo. También planificamos, casi todos los meses, una ruta conjunta en algún lugar a mitad de camino entre Madrid y Las Navas.

Victor de Pablo ("Serafín")

Domingo 19 de Marzo de 2017. Las Navas Las Canalejas Alto del Descargadero Prado los Tiros La Cañada Cerrillo de la Venta Matacabrones Recuelo Navalperal las Navas

Ver fotos de la ruta

La monja de martes y trece.

Parece que me toca la crónica, o eso me dice el señor fotógrafo de guerra. Bueno pues al lío.

Una mañana más nos juntamos unos cuantos aficionados a esto del mtb para disfrutar de unas buenas risas y de paso aprovechar y mover un poquito el corazón. Salimos 12 bikers, esta vez sin los más granados del panorama actual del btt, Molón y Ramsés, recientes fichajes del club ciclista “Aritmete”. También fallan mis chaches, uno por no encontrarse en Las Navas y otro porque es gay; además de la élite del spinning local, Maxi, Tablas y Jorge Javier.

Se decide ir hacia los pilones, los que son padres apostillan que han de llegar pronto a casa, hecho que acaba resultando una excusa ya que todos terminan tomando cervezas en el bar hasta las tantas. Claramente lo que no querían era esforzarse. Comenzamos subiendo a la fuente de la tortuga, Saúco, “E.T.A.P.” de Las Navas (por llamarle algo a esa instalación) y fuente del perdigón. En este punto parece que nos abandona un biker por problemas con el núcleo. Continuamos hasta los molinos, donde nos encontramos con tres amigos de Matalacarrera que nos acompañarán hasta La Cañada. De ahí, bajadita de Matacabrones y hasta Navalperal.

En este punto, es donde a un servidor se le rompe la tija del sillín. ¡Pues sí que estoy gordo! Desmontamos lo que queda de tija para evitar desgarros y continuo hasta casa sin sillín ni tija. Si lo que queréis es entrenar dejaros de hacer horas y mierdas, quitaros la tija, ¡veréis qué dolor de piernas!

Un placer como siempre compartir ruta con vosotros.

(escrito por Pedro Esteban)

» Ver fotos de la ruta
Contacta con Nosotros©2011 V. de Pablo