Mountain Bike Club de Campo - Las Navas del Marqués

Las Navas del Marqués

Ver paisajes de Las Navas Las Navas del Marqués es un pueblo de la provincia de Ávila cuyo término municipal limita con la Comunidad de Madrid y situado a 1.300 metros de altitud en plena Sierra de Malagón. Económicamente y demográficamente hablando, debe ser uno de los municipios más importantes de la provincia de Ávila, rondando los 6.000 habitantes. Merece la pena visitar el castillo de Magalia (en la foto), el convento y el Risco de Santa Ana, como partes más representativas de este pueblo serrano. Sus alrededores son una gozada para la práctica de la bicicleta de montaña al no existir demasiados vallados y por la cantidad de caminos y pistas forestales existentes. Al sur y al este del pueblo se extiende un imenso pinar que antiguamente se explotaba para extraer resinas, al oeste y al norte hay un robledar convertido en dehesa por el ganado, y en el alto situado al norte, donde no llegan ni los pinos ni los robles, el páramo de montaña, de gran belleza, alcanza la cota de los 1640 metros y en verano se disfruta de lo lindo pedaleando por las pistas de servicio de los molinos de viento, situados en toda la cuerda de la montaña. Estos alrededores, además del clima, fresco en verano, han hecho de Las Navas un lugar de veraneo desde tiempo inmemorial. En resumen, ¡una pasada de pueblo! y si no que nos lo pregunten a los que somos de allí.

Los ciclistas

"LOS ESKALADORES" de Las Navas

Yo soy "navero" aunque no naciera en Las Navas. No sólo tengo raíces maternas, sino que he estado vinculado a Las Navas desde que soy pequeño pasando todos los veranos y gran parte de los fines de semana en este, mi pueblo del que me siento orgulloso y no lo oculto. Aquí descubrí hace ya algunos años la bicicleta de montaña cuando el Club Matalacarrera, al que estoy agradecido por lo que he aprendido y por haber hecho que me enganchara a este deporte, todavía organizaba salidas en montaña. Siempre que me escapo a Las Navas salgo con otro grupo de "enganchados" a la bicicleta de montaña con los que me encuentro muy a gusto pedaleando: los "Eskaladores", apodo que hace referencia a lo fuertes que están todos, sobre todo en las subidas. Al principio el grupo de Las Navas siempre salíamos por los alrededores del pueblo (paisajes espectaculares le sobran a esta zona de la sierra) pero, por culpa mía y al menos una vez al año, consigo que nos hagan una visita al Club de Campo. También planificamos, casi todos los meses, una ruta conjunta en algún lugar a mitad de camino entre Madrid y Las Navas.

Victor de Pablo ("Serafín")

Domingo 17 de Septiembre de 2017. Navalperal - Casa Grande - Las Encinas - Matacabrones - La Cañada - Navalperal

Ver fotos de la ruta

Hola a todos.

Como casi cada vez que me acerco a ver qué tal van los Eskaladores, lo primero después del saludo es: “te toca la crónica”; joder, también es casualidad, otra vez.

Lo siguiente es ver quién hace la ruta y, ante la duda, vuelven a mirarme a mí… pero si no me avisan con tiempo yo no soy capaz de guiar a nadie, si me pierdo con el GPS!!

Menos mal que aparece el cumpleañero con ganas de marcha y dice “Vamos a subir Matacabrones” y vamos y le hacemos caso. Porque era su cumple, que sino… ah, Felicidades Maxi por tus 27 años recién cumplidos, o 28, o … los que tu quieras, que para eso eres el Alkalde, qué cojones!

Arrancamos con la tranquilidad habitual y salimos por los Matizales esperando a ver si llega el que falta: Molón, después de batir el récord Guiness de consumo de alcohol en una noche decide desintoxicarse apretándonos las tuercas con la bici. No perdona una, es un vicioso.

Llegamos a la entrada de Navalperal y giramos a la izquierda para bajar al túnel que cruza la carretera y tirar hacia Casa Grande; como vamos un poco desperdigados, unos tiramos para el basurero de Navalperal y el resto sigue el camino clásico, pero nos encontramos en Casa Grande tras unos minutos de incertidumbre.

Bajamos al Canto de Benavides y subimos por el senderito hasta la Cuerda en vez de cruzar el pradito de los cardos, que es muy aburrido, y así vamos calentando un poco.

Un tramo de bajada por el Camino del Quintanar, subimos por Las Encinas y enfilamos el plato fuerte del día: Matacabrones.

Tras una fuerte disputa por la posición y ver quién arranca primero, cada uno sube como puede sorteando las carcaveras que nos han regalado las tormentas del verano. Todos subimos bien salvo Paco Emeterio que lleva la bici echa un asco y no entendemos cómo ha conseguido subir con ese hierro oxidado. Reunido el gabinete de crisis, se aplican los primeros auxilios y el muchacho no deja de dar saltos de alegría toda la mañana, como una moto iba.

Bajamos hacia los pilones para almorzar un poco y seguimos bajando por el Camino del Quintanar en dirección a San Bartolo, cruzamos la carretera y giramos a la derecha para subir por una pista bastante agradable que yo no conocía y que nos lleva de vuelta hacia La Cañada. En la salida de nuevo a la carretera se nos pierde una oveja que iba un poco descarriada, pero conseguimos que vuelva al redil sin demasiados problemas.

Cruzamos La Cañada y volvemos por el camino de toda la vida sorteando la presa de Navalperal y dejando que Ramsés se vaya llevando todos los KOM que se crucen en el camino, que venía con hambre de bici después de las vacaciones.

Última parada: El Saúco (el bar, no la fuente). El chavalín que cumple años nos invita a unas cervezas adornadas con jamoncito, paella y buen rollo para terminar bien la ruta.

Como el nivel va subiendo, no ha habido caídas ni percance alguno digno de mencionar, así que habrá que poner una rutita un poco divertida la próxima vez que me sugieran tomar las riendas a ver qué pasa, je, je.

Hasta la próxima.

(escrito por Pablo)

» Ver fotos de la ruta
Contacta con Nosotros©2011 V. de Pablo